Entre los días 29 de septiembre y 2 de octubre, como ya informamos previamente, tuvo lugar en Budapest el III Encuentro del Proyecto Erasmus + ‘We All Count’. Este proyecto Erasmus+ cuenta con la colaboración de la Fundación Yehudi Menuhin España y, para esta cita, la delegación española estaba formada por personas de la Universidad Rey Juan Carlos, del Ayuntamiento de Alcolea del Tajo y del CRA Río Tajo, centro educativo participante en este proyecto. Además, la representación de personas de la propia Fundación Yehudi Menuhin España la conformaba un grupo de 8 personas. Ahora es momento de profundizar un poco en cómo fueron aquellas jornadas.

Aprovechando la coincidencia de la celebración del Día Internacional de la Música, el segundo día del encuentro comenzó con una exposición por parte de Vera Banki, perteneciente a la Universidad Eotvos Lorand, en la que hablaba de la relación entre música y pedagogía y cómo enseñar música desde una perspectiva pedagógica distinta, basada en las enseñanzas de Zoltán Kodaly.

A continuación, se pudo observar una sesión MUS-E de música folklórica húngara en la que dos artistas húngaros acercaban la música a los niños y niñas de segundo grado.

Para finalizar la mañana, se continuó con la preparación del flashmob, en este caso, acompañados por niños y niñas del centro educativo donde ellos y ellas fueron los responsables de ayudarnos con la pronunciación de la letra de las canciones; fue un rato muy ameno y divertido para ellos ya que disfrutaron de escuchar las equivocaciones en la pronunciación del húngaro.

Finalmente, llegó el momento de realizar el flashmob en la plaza Vörösmarty acompañados por distintos grupos de la escuela Lázár Ervin y de la coral Kodály Zoltán Magyar Korusiskola Laudate. Para poner cierre al encuentro formalmente y tras disfrutar de un café en la famosa chocolatería Szamos, se realizó la evaluación del encuentro y se plantearon las diferentes tareas pendientes que cada uno de los responsables tienen para comenzar a cerrar un proyecto que está siendo muy fructífero. Como colofón final del encuentro, las tres delegaciones se reunieron en el centro de Budapest para cenar juntas y dar por concluido el encuentro.