En estos días de confinamiento, el equipo del Proyecto Erasmus + ‘We All Count’ en España quiere compartir una idea: la clave es ser una comunidad educativa, que incluya niñas/os, familias, profesorado y toda la comunidad de los pueblos que conforman el CRA Río Tajo- José Manuel Oviedo.

Una comunidad educativa estructurada a modo de un árbol, con raíces bien asentadas, que nos sustentan a las personas que nos precedieron y de las que aprendimos y con las cuales compartimos muchas experiencias. Pero al mismo tiempo poniendo nuestras manos, comprometiéndonos en el proyecto de  centro de la comunidad,  porque no tenemos la solución a los problemas, pero para abordar los problemas en este centro todos ponemos esas manos, todos ayudamos.

Y desde ahí implicamos a los alcaldes y a la Consejería de Educación, Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha. La diversidad del territorio es nuestra seña de identidad, y en un mundo global, cada vez es más importante tener presente eso que dicen de la España vaciada, para que no se vacié más, lo cual pasa por fortalecer y apoyar la escuela rural, como hacen en Castilla- La Mancha.